Marketing Sensorial

Marketing Sensorial

Marketing Sensorial

El 95% de las decisiones de compra se toman de manera inconsciente, con base en las emociones que un producto provoca. Por tal motivo las firmas comerciales deben apostar por estrategias de marketing sensorial con el fin de llegar a una mayor cantidad de consumidores.

Las estrategias de marketing sensorial se hacen más relevantes y necesarias al considerar que el consumidor está expuesto a 200 mensajes publicitarios visuales al día, dejando atrás otros estímulos, revela Institute on Asian Consumer Insight.

En consecuencia, una forma de sobresalir ante la carga de mensajes publicitarios es por medio de tácticas mercadológicas enfocadas en los sentidos, pues “en esta época de cambio las marcas deben adaptarse o morir en el mar de la indiferencia del ciudadano” señala Juan Rivera, socio y director general de Llorente & Cuenca.

Al considerar la importancia de este tipo de estrategias en el mercado actual, Rivera menciona que existen tres puntos que las marcas no deben perder de vista al implementarlas.

1. Investigación y medición
El marketing sensorial y de experiencias se sustenta en el conocimiento que tenemos del cerebro gracias al método científico. No se trata simplemente de identificar qué tipo de cliente tenemos o qué tipo de empresa somos, sino en determinar qué es lo que cliente piensa y evaluar si ese es el resultado al que se quiere llegar.

También es imprescindible medir los resultados de las acciones que conformen la estrategia de forma continuada, haciendo pequeños cambios en función de la reacción del público objetivo.

2. Considerar los cinco sentidos
Gran parte de las estrategias de comunicación que se ven a diario se enfocan exclusivamente en uno de los cinco sentidos, eso ya no es suficiente.

Es necesario tener en cuenta que estamos rodeados de estímulos que intentan captar nuestra atención en todo momento, en consecuencia nuestro cerebro detecta esos estímulos, pero es incapaz de asimilarlos y recordarlos conscientemente.

Nuestros mensajes deben sobresalir al considerar que el cerebro recuerda un 1 por ciento de lo que palpa, un 2 por ciento de lo que oye, sólo un 5 por ciento de lo que ve, un 15 por ciento de lo que degusta y un 35 por ciento de lo que huele.

3. El poder de las historias
Nos encanta que nos cuenten historias porque despiertan nuestras emociones, es por eso que las recordamos. Éstas son atajos cerebrales que permiten reaccionar ante una situación sin pensar.

Comunicativamente, las historias son el estímulo que, gracias a la empatía, provocan la emoción. Si se consigue completar esos dos primeros pasos de la secuencia ya creamos las condiciones favorables a que el consumidor realice determinada acción en conjunto con la marca o con el producto.
Juan Rivera presentará el tema “Cómo desarrollar estrategias basadas en el marketing sensorial y experiencias” dentro del Congreso Nacional de Mercadotecnia 2016 (CNM2016) el próximo 24 y 25 de mayo en el World Trade Center, Ciudad de México.

FUENTE: Merca 20